Cancion

viernes, 27 de noviembre de 2015

El Vacío


Cuando estamos solos en la cama,
el vacío que sentimos en la espalda
se acula en nuestra alma.

Ese inmerso vacío
que te congela las entrañas
con tus manos arañas.

El espacio infinito,
que hay entre sueño
y luz de la mañana.
Ese leviatán vació frío
que se acumula en tu espalda.

Ese vacío tan pequeño
pero inmenso en tu corazón.
Cada día en la luz azulada
miras de lado a esternón.

Vació que está.
Silba viento en la cama
vacío eriza tu piel
triste vacío sin miel.

Agónico vacío en los fusibles
que pasas sin notar sus pies.
Vació visible
espacio tangible.

Vivo ese vacío
respiro esa soledad
sin tu beldad.

Ahora que vivo con él
convivo con agua salada
sin tu ensalada.

Harto de ese vacío
caigo de espaldas,
dándome calor con el somier
si que sea el sumiller.

Engaño la mente atada
con el calor momentáneo
corazón destrozado.

Pongo mis manos en mi torso
bombea fina tristeza
sin tus risas y rareza.

Ese vacío que rodea mi cuerpo
más enorme donde no lo veo
más triste donde no te siento.

Pernocto cada noche
con el vacío en mis manos,
yaciendo en mis recuerdos
la moldad del bizcoche.

Ninguna alma puede vaciar
ese vacío rebosante,
sólo quiero vivir, sin amar
el vacío dueño tendrá.

Sueño en mi despertad
me acerco a tu oreja
y susurro en brevedad
buenos días princesa.


2 comentarios:

  1. Sentir el vacío en la noche, la frialdad, la soledad, sentir que el cuerpo se congela, que la mente no deja de pensar y pensar y no te deja dormir cada noche ni cada día, porque tanto duele el corazón.

    Muy bello tu poema, Lluis.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  2. A veces buscas algo y aunque no lo encuentres, sigues buscando y buscando como si fuese a aparecer. Así mismo pasa con el corazón y así está vida, muy bello y cierto lo q has escrito...

    ResponderEliminar

VISITAS

Translate