Cancion

jueves, 19 de noviembre de 2015

María



Ella que escribe en la madrugada
mientras la fina sabana,
la acaricia bien sedada.

Despierta de su dulce sueño,
mira por la ventana
su amor sin dueño,
ya no canta ninguna nana.

Observa el paisaje 
suspirando el aire
que le sobra,
por su amor que le falta.

Ella empapa vaho de raíz,
relata en pluma de cristal
que llueve sobre tapiz 
su sabor a sal.

Se reluce con sus perlas,
se acaricia de carmín
pensado lujurioso festín,
Abriendo sus alas.

Ella que relata sus virtudes
con un montón de multitudes.
Sacude sus emociones
y vacía sus intenciones.

Ella comenta mis comentarios
alagando mis poemas,
que nadie vea fantasmas
ni celos varios.

Ella que se desnuda
en dulces versos,
en prosa bien realizada.
Con sus lienzos eróticos
ilustra su mente privilegiada.

Ella pasea por las estaciones
cantando sus pasiones.

El otoño
Se pone mala
El invierno
La cala
La primavera 
Sacude su ala
El verano
Flor apuñala.
Saciando su sed,
Absorbiendo el néctar de la cereza
que está a su merced.

Ella, cuyo nombre es María

Majestuosa
Artísticamente,
Rosa
Incandescente.
Amada.

3 comentarios:

  1. muy lindo, que inspirado que estas, saludos desde Peru

    ResponderEliminar
  2. Antes de nada, quiero darte las gracias por volver a escribir, esa ha sido la mejor de las sorpresas que me has dado, amigo Lluis, y que lo hayas hecho con un poema dedicado para mí otra gran sorpresa y que te agradezco mucho, por el detalle. Una preciosa poesía, en donde tus letras me reflejan, y además, en los últimos versos, has hecho un acróstico con mi nombre. ¡Pero qué bonito, Lluis!!! la verdad es que me ha encantado. Mil gracias por este precioso detalle, y espero que sigas deleitándonos con tus letras.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar

VISITAS

Translate