Cancion

sábado, 6 de mayo de 2017

Ella, y tú.



Ella:
Como se hace una vida contigo
si tu musculo late conmigo,
y serenas a la misma agua de la cascada.
Con tu mano apaciguas cada
ritmo desordenado, que me acompaña
durante toda la noche hasta la mañana.

Y tú:
Cuando me dejas envuelto de tu olor,
y del calor que se resguarda en los lienzos.
Como eres capaz de dejarme en sueños
durante los cantos, de los nidos del ruiseñor.

Ella:
No será que al dejarte recogido
en mi aposento, quiero la esencia
que te acompaña, y aún así giro
cada noche sin tu presencia.

Y tú:
Haces que durante el transcurso del día,
los árboles bailen,
las nubes lloren,
los volcanes levanten,
las tormentas avienten
en mi éter, que levita en la bóveda celestial.

Ella:
Como un hombre, tímido hasta la seducción,
reservado en el confín de la estrella,
y aun así; potente, valiente, está tan solitario
en esta galaxia. Sin que nadie pueda probar la cocción
de tus labios, y el roce de tu lengua poeta.

Y tú:
Como una mujer, misteriosa hasta la pasión,
enigmática en los límites de la entropía,
y aun así; transparente, ardiente, está tan oculta
en este universo. Sin que nadie pueda variar la fusión
de tus manos, y el divise de tus ojos armonía.


2 comentarios:

  1. Bellísimos versos, una manera muy original de latir poesía, me encantó, chapó.

    Besos.

    ResponderEliminar

VISITAS

Translate