Cancion

domingo, 13 de abril de 2014

El Pasillo Segunda Parte


Capitulo anterior es pasillo primera parte

Hola sonrisa, ella se queda sorprendida se gira me ve sentado en la silla, me levanto con sumo cuidado y me acerco, aun esta estupefacta, de su voz sale estas palabras.
-Que haces aquí, cuánto tiempo llevas sentado.
-Pues la verdad es que he venido a verte porque tenía ganas de ver tu sonrisa, el tiempo que llevo aquí
sentado pues solo han sido 5 minutos.
La verdad es que mentí, llevaba más de 15 minutos pero, no me importa esperar y siempre esperare a día de hoy el tiempo que haga falta. Ella me comenta que la próxima vez entre directamente, pero no la quiero molestar cuando está trabajando.
-Vamos a tomar un café que ahora tengo 15 minutos de pausa.
A la vez que se mueve su esqueleto yo muevo pie tras pie, nos ponemos uno al lado del otro, está a mí izquierda así que vamos caminando por el pasillo dirección contraria, empezamos hablar de mí, del día que he tenido, donde he ido, le comento he estado cerca de Torello muy cerca de un santuario donde había una vistas magnificas, porque había niebla y todo el horizonte era un océano de nubes bajas, es decir una niebla espesa, mientras subía por la montaña estaba todo gris el día, pero poco a poco, ese cielo iba brillando, la luz se iluminaba, como mis ojos cuando te veo.
Ella se ríe y se ruboriza y me da un beso en mis labios, nos acercamos al modulo 3 donde esta la máquina de café, pero antes me fijo que en el techo hay dos focos que iluminan menos; debe ser que tiene alguna de las dos bombillas fundidas, me doy cuenta que ella pasara por encima de ellos, así que le dijo que se cambie de lado, ella no lo entiende, le comento que algún día se lo haré saber; en mi pensamiento interno me dice es que no quiero que tengas sombras o reflejos, quiero verte con toda claridad.
Ya estamos en modulo 3 donde la maquina está impaciente incluso se pone eléctrica, saca su llave electrónica la inserta, pide una café corto expreso sin azúcar, al acabar la operación vuelve a pedir lo mismo, ya sabemos cuáles son nuestros gustos, mientras espero que recoja su café no la paro de mirar sus manos delgadas y frágiles, nos damos otro beso.
Recogemos el café caminamos otra vez por el pasillo mientras lo vamos saboreando poco a poco nuestra droga subliminal, ella empieza a hablar de su trabajo, yo la escucho atentamente, me habla de lo que le ocurre en su trabajo del estrés que continuamente tiene, porque no se puede equivocar ya que de sus manos depende la salud de varia gente, lo entiendo perfectamente.
Llegamos al final del pasillo donde hay una puerta, la abre, giramos a la izquierda y visualizo otro pasillo pequeño y estrecho con baldonas azuladas y pequeñas. Mi inconsciencia me dijo agárrala acorralada junta la pared, sube su pierna con la rodilla doblada, pon la mano en su muslo, acércate a sus labios y bésala con energía , empuja tu sexualidad contra su monte y saborea sus labios incandescentes…..
Pero  no lo hice, seguí caminando, llegamos a otra puerta donde salimos al exterior, recorremos unos 3 metros y llegamos a otro edificio auxiliar, otra puerta, la abrimos, subimos por las escaleras pasando antes por un elevador, levantamos rodilla tras rodilla llegamos a primero planta. Giramos a La izquierda andamos 5 metros empujamos otra puerta y salimos al exterior.
Durante ese trayecto ella no para de hablar, sobre todo de su compañero de lo que se cuidan mutuamente, se protegen en el trabajo, sé que es un gran amigo siempre lo será no me cabe ninguna duda de ello.

-Ahora podemos fumar, porque aquí hay un ángulo muerto y no nos pueden ver.
-No me lo digas dos veces que además de fumar, podría hacer alguna cosa mas……..

Se ríe otra vez, encendemos el cigarro y el vaso de café casi esta vació, nos relajamos sacando humo por las branquias; porque sirena tuvo que ser antes de ser mujer.
No para de hablar, la veo más relajada y distendida, ha valido la pena el pasillo, el café y el cigarro…………….
Continuara, Buzón primera parte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITAS

Translate