Cancion

martes, 6 de mayo de 2014

Buzón Segunda Parte

Capitulo anterior es Buzón

Mientras espero la llamada, me pongo hacer las labores de casa, empiezo a ordenar la ropa que esta mañana antes de ir trabajar he recogido del tendedero, la voy recogiendo con suma cuidado y plegando la bien, durante el proceso voy mirando el reloj que tengo en la mesita de noche, voy observando cómo los números van sumando al tiempo, a la vez que recojo la ropa voy abriendo los cajones y situando las cosas en lugar correspondiente, el tiempo pasa en vano. Ahora me dedicó a encender el ordenador a la vez que cojo el trapo de polvo y voy eliminando la suciedad que nunca se aprecia a simple vista, me dirijo al comedor,  levanto los jarros y los objetos que tengo en mis rincones, mi cabeza no para de pensar si al llegar a su holl vera el papel en blanco,  en el buzón, lo abrirá y si pasa de largo, mañana cuando se vaya de su casa supongo que se dará cuenta del buzón, pero ya será día 14 de febrero y a mí me gusta más el día 13 porque cualquier día es bueno para vea pétalos de rosa.
Suena el teléfono fijo de casa, intento localizar el teléfono inalámbrico, está encima del sofá y no para de dar vueltas, incluso veo como hace un par de mortales con tirabuzones, me lo quedo mirando, porque parece que incluso el teléfono está contento de recibir la llamada correspondiente, me acerco bajo la mano agarro el teléfono con sumo delicadez, veo el numero y antes de descolgar lo hago sonar un par de veces más.
Descuelgo me acerco la oreja hacia el teléfono, no el teléfono hacia la oreja, mi mente corre más que el gesto del brazo hacia la oreja.

-Hola

Suena por el auricular, es la sonrisa perfecta.

-Hola contesto yo con mi voz medio asustada en mi interior.

Ese hola se transforma en un pequeño monologo.

-Has sido tú.
-No se de que me hablas

Ella empieza hablar: solo tú o mi ex marido son capaces de regalarme dos rosas y creo que tú has sido,  porque él lo dudo.

-Dos rosas y no había una nota.
-No, había un papel en blanco.

Ya no puedo mas y le dijo debe ser que tienes un admirador secreto, porque yo no se nada de las rosas, ella se ríe.
A los pocos segundos, no la quiero hacer sufrir más así que le dijo, si he sido yo. Ella lo sabía, ya se lo pensaba, me comenta toda curiosa cuando ha sido. Entonces le comento toda la historia, ella está totalmente intrigada en todos los detalles que le voy informando, todo lo que tuve que hacer para que esas rosas fueran a parar a su destino final, el buzón, se ríe por la manera como lo explico y el énfasis que le pongo.

Al terminar la explicación ella me explica cómo fue su proceso de sorpresa.
Al llegar al buzón me di cuenta que había algo dentro de él, pero no veía lo que era, así que lo abrí y de repente, entra una persona y claro al abrir la puerta, con el aire que había hoy transitando por las calles, empezó a salir pétalos fuera del buzón, me quede anonadada, no paraban de ser expulsados, los pétalos rojos  iban rodeándome mi silueta, el aire que se introduzco creó un efecto remolino y los pétalos se movían según las corrientes que se iban formando, no paraban de salir pétalos, además la vecina se quedo quieta en la entrada y la puerta no se cerraba. Cuando la vecina cerró la puerta, los pétalos caían desde el cielo hasta llegar al suelo, era como una lluvia de pétalos rojos y mas pétalos rojos, era muy bonito, el efecto que se produzco durante ese tiempo.
Después de que la vecina me mirara, yo estaba ruborizada empecé a recoger los pétalos del suelo y los iba introduciendo en mi chaqueta, pero habían tantos y estaban tan desperdigados, que me costó lo mío el recoger toda la lluvia roja, suerte que la vecina me ayudo. Al finalizar pude contemplar que aún había dos rosas con sus capullos desnudos, con pocos pétalos, pero aún quedaba su esencia y la hoja en papel en blanco, todo así tuve que recoger pétalos que no habían huido del buzón, que hacían compañía a las rosas.

Me reía me voz baja, mientras ella exponía con tanto ímpetu su escena, mi cabeza me dijo que tenía que haber puesto una cámara oculta, seguro que me hubiera partido de risa ante la escena, ver como la sonrisa perfecta no tenía el control de la situación, me hubiera encantado verla.
Ella me comenta que una vez que abre la puerta de casa, empezó a preguntarse quien había sido y solo tenía dos opciones, mientras ponía los pétalos en la bandeja del comedor, se acerco Tonic su gata, se la quedo mirando a ella: De donde ha salido esto, quien te envía pétalos y rosas, no será aquel que no para de jugar conmigo Gr Gr Gr....
Una vez que su voz se relaja, me dice: Gracias, ha sido gran detalle de tu parte. Le contesto que la verdad es que tenía algo de miedo, pero se lo merecía y te mereces muchas mas cosas de la vida,  lo he realizado porque simplemente yo soy así, pase lo que pase siempre tendrás mi respecto, a veces la vida te da sorpresas, así que disfruta de ellas, aunque solo se han un par de días.....
Me vuelve a decir Gracias, le contesto, no me las tienes que dar, lo hago por que simplemente lo quería hacer. Mañana ya hablaremos, a lo mejor me acerco para hacer un súper-café de maquina en el modulo numero 3 o no, con voz de intrigado, que sueñes con los pétalos y a la Tonic dale de comer de su comedia favorita que debe estar molesta y sacando punta a las zarpas......
Se ríe, una risa totalmente relajada y de tranquilidad a la vez que su voz desaparece a lo largo de fibra óptica del teléfono.....
Cuelgo, miro el teléfono y veo como los números lloran, le digo: no me digas que te has puesto melancólico tú también........
 

1 comentario:

  1. Las dos pares que van hasta ahora sobre esta historia han sido muy lindas, hacen recordar momentos propios. Si continua, aqui estare (y sino tambien ja!).

    ResponderEliminar

VISITAS

Translate